FECHAR
06 de outubro de 2010
Voltar

Comienza la explotación de la capa presal y Petrobras revisa las metas para el 2014

 

La empresa quiere lograr la autosuficiencia en Brasil y una mayor presencia en la escena internacional

Doscientos veinticuatro mil millones de dólares. Es el monto estimado que Petrobras invertirá en los próximos cuatro años con miras a una presencia sostenible y creciente en los mercados brasileño e internacional. La cifra se ha fijado en la revisión del Plan de Negocios de la empresa para el período 2010-2014 y representa un aumento del 28 % con respecto al plan anterior, relativo al período 2009-2013, que establecía un importe de 174 400 millones de dólares. La nueva estimación prevé una inversión promedio de 44 800 millones de dólares al año.

Según estimaciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Brasil alcanzará el mayor incremento individual en la producción de petróleo en el 2011, que pasará de unos 210 000 a 2 400 000 barriles al día, en promedio. El Gobierno Federal considera que el mercado de petróleo y gas es clave para la independencia económica de Brasil, puesto que también da impulso al sector de bienes de capital. Se están descubriendo nuevos yacimientos, tanto en tierra como en el fondo del mar, en aguas profundas, poco profundas y ultraprofundas, de crudo pesado y ligero y gas no asociado.

El mercado brasileño recibió la revisión del Plan de Negocios de la empresa, publicada a finales de junio, como una buena noticia, ya que no menos del 95 % del total (212 300 millones de dólares) se invertirá en Brasil y ha generado expectativas de un gran volumen de contrataciones en el mercado interno, dada la tasa de contenido nacional del 67% exigida en toda adquisición de partes, componentes, equipos y maquinaria necesaria para la cadena de extracción, producción y refinación del petróleo y gas. Se calcula un nivel anual de contratación en el país de alrededor de 28 400 millones de dólares. De la inversión total prevista, 31 600 millones de dólares se destinarán a nuevos proyectos.

La perspectiva de las grandes inversiones de Petrobras ha creado una gran expectativa no sólo en el mercado brasileño, sino también entre las empresas internacionales del ramo. Las compañías petroleras más importantes del mundo ya han manifestado su interés en la licitación de los nuevos bloques de la capa presal, a pesar de las críticas al modelo regulador de la operación, establecido por el gobierno brasileño. Toda la cadena de producción de partes, componentes y equipos para el sector, a escala mundial, también observa con atención cada paso de Petrobras. Prueba de ello es la realización, a finales de septiembre, en Singapur, del XI Congreso Anual de FPSO, que congrega a representantes de las más importantes fábricas de plataformas petroleras y de toda su cadena de proveedores, centrándose principalmente en la demanda generada por la promesa brasileña de la capa presal.

Según el nuevo Plan de Negocios, la meta es producir 3,9 millones de barriles de petróleo equivalente por día (bep) en 2014, con una proyección para 2020 de 5,4 millones de bep.. La meta de producción para el final del período (2014) representa una reducción de 318 000 bep, en comparación con el plan anterior, debido a la revisión de las metas internacionales, en función del ajuste de la inversión a futuro para adaptarla a la actual estrategia de exploración y explotación de Petrobras.

La compañía basa la generación de flujo de caja operativo, para el período 2010-2014, en un precio promedio del petróleo de 80 dólares el barril, inferior al promedio de las previsiones del mercado, y un precio promedio del Brent de 76 dólares el barril en el 2010 y de 82 dólares el barril para el período 2010-2014, cifra muy por encima de la proyección anterior relativa al período 2009-2013, que era de 61 dólares. (N. de la R.: Brent es un petróleo de alta calidad, caracterizado por ser «ligero» y «dulce», con una pequeña cantidad de compuestos de azufre y olor agradable, a diferencia del petróleo «amargo» o «ácido»).

Capa presal: comenzó la explotación
La publicación del Plan de Negocios de Petrobras coincidió con el comienzo de la producción comercial de petróleo de la capa presal brasileña, en los yacimientos Baleia Franca y Cachalote, situados en la costa sur de Espírito Santo, en el área petrolífera llamada Parque das Baleias, de la Cuenca de Campos. Allí mismo Petrobras inició las pruebas de extracción de la capa presal, a través de la plataforma P-34, en el yacimiento Jubarte. Sin embargo, Petrobras considera la operación como un ensayo. Se trata del primer proyecto de explotación de la capa presal a escala comercial en Brasil, diseñado tomando como base pruebas de producción anteriores.

La explotación se realiza a través de la plataforma FPSO Capixaba, un tipo de plataforma que extrae, procesa, almacena y descarga el crudo. La expectativa es que hasta fin de año la producción diaria de la capa presal alcance la meta de 40 000 barriles al día. El proyecto forma parte de un programa de inversión que debe aumentar, para el 2015, la producción diaria de Espírito Santo a 400 000 barriles de petróleo al día, el doble del volumen actual.

De este total, el 60 % provendrá de los yacimientos ubicados por encima de la capa de sal y el resto, de yacimientos ubicados por debajo, según Robério Silva, gerente ejecutivo de la unidad de operaciones de Petrobras en Espírito Santo. El estado cuenta con otros dos centros de producción, uno en tierra, en la frontera con Bahía, y otro en la costa norte, donde se encuentran los yacimientos Golfinho y Camarupim. Silva dice que la compañía espera encontrar reservas por debajo de la capa de sal en la costa norte, que actualmente se encuentra fuera de la zona delimitada por el gobierno como área petrolífera presal.

La plataforma FPSO Capixaba alcanzará su capacidad diaria máxima de 100 000 barriles antes de fin de año. La mitad de la producción vendrá de los depósitos por debajo de la capa de sal. El gas se enviará a la planta de tratamiento sita en el municipio de Anchieta.

Además de la FPSO, empezarán a trabajar en el Parque das Baleias las plataformas Cidade de Anchieta, en el yacimiento Baleia Azul, la P-58, en la parte norte del área, la P-34, que se encuentra en Jubarte pero que en el 2015 será trasladada para extraer petróleo de depósitos ubicados por encima de la capa de sal del yacimiento Baleia Azul, y la plataforma P-57, que está en construcción en el astillero Brasfels de Angra dos Reis.

El Parque das Baleias se encuentra en el extremo norte de la zona delimitada por el gobierno como área petrolífera presal, que se extiende desde Santa Catarina hasta la costa sur de Espírito Santo. En zonas adyacentes se encuentran los descubrimientos presal de Shell, en el área conocida como Parque das Conchas, y de la petrolera estadounidense Anadarko, conocida como Wahoo. Rogério Silva dijo que Petrobras todavía no ha perforado pozos por debajo de la capa de sal más al norte, en la Cuenca de Espírito Santo, pero tiene planes de hacerlo para prospectar el área.

También dijo que la compañía está reanudando la producción de gas en el estado, que estaba en compás de espera debido a la caída de la demanda producida por la crisis económica. A la fecha, la producción es de alrededor de 5 millones de metros cúbicos al día. Parte de este volumen se envía al noreste a través del Gasoducto Sudeste-Noreste, que se puso en funcionamiento este año. La empresa hizo un nuevo descubrimiento de gas en el norte del estado, cerca del yacimiento Camarupim Norte, en una zona en que trabaja en convenio con la estadounidense Unocal.

Puesta en común de recursos
De los 224 000 millones de dólares previstos por el Plan de Negocios Petrobras 2010-2014, la mayor parte (53 %), equivalente a 118 800 millones, se destinará a la exploración y explotación, cifra que representa un aumento de aproximadamente el 14 % en comparación con la previsión anterior. El monto incluye los recursos necesarios para la exploración y el desarrollo de los descubrimientos en la capa presal, maximizando el aprovechamiento de petróleo y gas en las concesiones en producción y el desarrollo de la explotación del presal en la Cuenca de Santos. Este presupuesto incluye la exploración de otros yacimientos de la capa presal y en nuevas zonas de Brasil y del exterior.

La segunda área en términos de asignación de la inversión es el de refinación, transporte y comercialización, con recursos estimados en 73 600 millones de dólares, cifra equivalente al 33 % del total. La mitad de los recursos se invertirá en la ampliación de las instalaciones de refinación; el 29 %, en la mejora de la calidad de los productos que abastecen el mercado interno; el 11 % se destinará a la mejora operativa y el 6 %, a la ampliación de la flota de distribución. El 35 % se aplicará en actividades en Brasil y el 15 % en programas internacionales.

El área de gas y energía ocupa el tercer lugar en las prioridades de inversión (8 % del total), con un presupuesto de aproximadamente 17 800 millones de dólares, que se aplicará en la consolidación del liderazgo de la compañía en el mercado brasileño de gas natural, para garantizar flexibilidad para la comercialización en el mercado termoeléctrico y no termoeléctrico. También se invertirá en la transformación química del gas natural, a fin de aumentar la flexibilidad de la cadena del producto y de la generación de electricidad. Está prevista la construcción de tres nuevas plantas de producción de fertilizantes nitrogenados (amoníaco y urea) en sinergia con otros activos de Petrobras.

Por su parte, la inversión en petroquímica asciende a 5100 millones de dólares, es decir, el 2% del total. Las acciones se centrarán en la expansión de la producción de petroquímicos y biopolímeros, preferentemente a través de inversiones de capital, principalmente en el Brasil, en forma integrada con otras áreas de la compañía.

El área de los biocombustibles, en quinto lugar entre las prioridades, recibirá 3500 millones de dólares a aplicarse en la fabricación, logística y comercialización de biocombustibles, a través de una participación integrada en la cadena de valor en el Brasil y en el extranjero. La estrategia en esta área del etanol fue redirigida a la adquisición de intereses con el objetivo de convertirse en un actor importante en el mercado, asegurando el dominio de la tecnología para la producción sostenible de biocombustibles.

A la distribución se asignó un presupuesto de 2500 millones de dólares, destinado a garantizar el liderazgo en la distribución nacional, con el objetivo de alcanzar el 40 % de la cuota de mercado nacional en el 2014, y actividades de distribución de derivados del petróleo en el exterior.

Para las áreas de seguridad, higiene y medio ambiente, Petrobras reservó 3300 millones de dólares. Otros 2900 millones de dólares se destinarán a tecnología de la información y telecomunicaciones, y 5200 millones de dólares a investigación y desarrollo. La inversión total será de 11 400 millones de dólares.

Refinación: el objetivo es la autosuficiencia
Ampliar la capacidad de refinación del país, a fin de garantizar la autosuficiencia en el abastecimiento nacional y el liderazgo en la distribución, desarrollando mercados de exportación de derivados, con énfasis en la cuenca del Atlántico. Este es el objetivos que se ha fijado Petrobras al definir la inversión, para los próximos cuatro años, de 73 600 millones de dólares en las áreas de refinación, transporte y comercialización. Mantuvo por lo tanto la estrategia de ajustar la capacidad de refinación al potencial de crecimiento de la producción nacional de petróleo, ampliando y recalificando las refinerías nacionales para satisfacer los requisitos de calidad de los mercados nacionales y extranjeros.

La compañía tiene planes de invertir en la construcción de las refinerías Abreu e Lima en Pernambuco, Clara Camarão en Rio Grande do Norte, Premium I en Maranhão y Premium II en Ceará; el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro (Comperj) y el Complejo Petroquímico de Suape en Pernambuco, y una nueva planta de fertilizantes nitrogenados.

La refinería Abreu e Lima, en construcción, un resultado de la asociación con la empresa venezolana PDVSA, sumará más de 200 000 barriles al día a la capacidad de refinación de Petrobras. Clara Camarão, a su vez, contribuirá 30 000 barriles al día. Las refinerías Premium I y II tendrán una capacidad diaria de 600 000 y 300 000, respectivamente. Comperj tendrá capacidad para refinar 165 000 barriles al día.

También se ha previsto la inversión en obras de conversión y mejoramiento de la calidad de los productos en las refinerías existentes, entre las que se destacan las metas de producción de gasoil y gasolina con menos contenido de azufre, además de la ampliación de oleoductos y terminales.

Entre las nuevas unidades, el proyecto más adelantado es el de la refinería Abreu e Lima, cuya inauguración ha sido pospuesta para el 2013. Ya se ha completado un 20 % de la construcción del proyecto, que corresponde a los trabajos de movimiento de tierra.

El proyecto enfrentó obstáculos burocráticos en la obtención de la licencia ambiental para comenzar las obras y por sospechas de sobrefacturación. También afrontó dificultades para formar la sociedad que se hará cargo de su gestión. PDVSA, que se comprometió a hacer parte de la inversión, cambió de idea varias veces antes de celebrar una asociación con Petrobras, lo que generó malestar e inseguridad que solo se apaciguaron después que la compañía petrolera brasileña informó que correrá con los costos de la planta aunque sea de forma individual.

Como si no fuera suficiente, el Tribunal de Cuentas de la Nación (TCU) alegó indicios de sobrefacturación en el trabajo de movimiento de tierra y llegó a proponer una congelación de la construcción. Fue necesario que el Gobierno Federal interviniera y determinara la ejecución del proyecto en nombre de los «beneficios» que aportaría al Estado. La refinería Abreu e Lima es la obra más cara de la historia de Pernambuco ya que su presupuesto asciende a 23 000 millones de reales.

También comienza a hacerse realidad el proyecto de la refinería Premium I en Maranhão. En julio, Petrobras firmó un contrato con el consorcio formado por las empresas Galvão Engenharia, Serveng y Fidens, para la ejecución del movimiento de tierras, drenaje y obras de acceso al área de la refinería.

El contrato tiene un plazo ejecución de 960 días y tiene por objeto la preparación del área para recibir las unidades principales de proceso, auxiliares y de servicios. En el punto culminante del proyecto, se prevé que habrá cerca de 3500 trabajadores contratados, solo en el movimiento de tierras.

La refinería Premium I se implementará en el municipio de Bacabeira (Maranhão), a 60 kilómetros de San Luis, y procesará 600 000 barriles de petróleo al día.

 

Produção editorial: Revista Grandes Construções – Desenvolvido e atualizado por Diagrama Marketing Editoral