ABRIR
FECHAR
06 de outubro de 2010
Voltar

Comperj: el obrador empieza a tomar forma

Las obras de movimiento de tierras del proyecto más grande de toda la historia de Petrobras entran en la recta final y empiezan a definirse los consorcios que se harán cargo de las etapas principales del proyecto

El Complejo Petroquímico de Rio de Janeiro (Comperj), considerado el más grande proyecto individual de la historia de Petrobras, requerirá una inversión de alrededor de 15 000 millones de reales, fondos suficientes para construir tres refinerías del tamaño de la de Duque de Caxias (Reduc). Para tener una idea de sus dimensiones, todo el complejo abarcará una superficie equivalente a más de cinco mil canchas de fútbol. El proyecto tiene como objetivo reunir en un mismo sitio, en forma integrada, una refinería, una central petroquímica, empresas de fabricación de resinas termoplásticas y una central de servicios con plantas de generación de electricidad de ciclo combinado y plantas de tratamiento de agua y efluentes.

Los planos de ingeniería básica de todas las unidades fabriles, construcciones accesorias fuera del emplazamiento, plantas de servicios y áreas externas ya están listos o en vías de finalización. El proyecto también marca la reanudación de las actividades de la empresa en el sector petroquímico. Con capacidad para refinar 165 000 barriles al día de crudo pesado extraído de la Cuenca de Campos (Marlin), está programado que Comperj se ponga en servicio en el 2012.  Se estima que generará, para Brasil, un ahorro anual de divisas de más de 4000 millones de reales, debido a la reducción de la importación de fuentes de materia prima petroquímica.

Estos resultados pueden ser aún más importantes si Petrobras incluyera en el proyecto una segunda unidad, actualmente en fase de evaluación, que duplicaría la capacidad de procesamiento de la refinería. De esta forma, el complejo produciría la misma cantidad de productos petroquímicos que se había previsto, además de combustibles de alta calidad. La decisión de reevaluar el proyecto se basó en los cambios en el mercado de productos derivados del petróleo, que se tradujeron en una mayor demanda de diesel y kerosén de aviación.

Según la opinión de Paulo Roberto Costa, director de abastecimiento de Petrobras, lo más importante en la nueva configuración de Comperj es que Petrobras no ha desistido de la producción petroquímica ni la reducirá. Asegura que se mantiene la propuesta inicial de agregar valor al crudo pesado: de la reserva total actual de Petrobras, que asciende a 14 000 millones de barriles, el 60% es de crudo pesado.

De modo que Comperj será la primera planta petroquímica del mundo en usar el crudo pesado como materia prima. En la actualidad, los productos petroquímicos se fabrican a través del procesamiento de nafta, que es un derivado del petróleo obtenido en las refinerías, y gas natural. La expectativa es que el proceso industrial que se implementará aumente aún más el valor del crudo pesado producido en Brasil, que hoy se exporta con un descuento respecto al crudo ligero.

El Complejo está situado en un punto geográfico del municipio de Itaboraí que tiene condiciones para abastecer a los estados de Rio de Janeiro, Minas Gerais, São Paulo y Espírito Santo. Construido en una superficie de 45 millones de metros cuadrados, contará con instalaciones de logística para el acceso a las principales carreteras de la región Sudeste y los puertos vecinos. Para ello, se están construyendo los caminos de acceso primario y secundario, y una ruta de acceso alternativo para el transporte de los equipos de gran tamaño.

Situado cerca de los puertos de Itaguaí (103 km) y Rio de Janeiro, de los terminales marinos de Angra dos Reis (157 km) y de las islas d’Água y Redonda (30 km), se accede al municipio de Itaboraí por carreteras y ferrocarril. Por otra parte, es vecino de la refinería Duque de Caxias–Reduc  (50 km), las plantas petroquímicas de Rio Polímeros y Suzano (50 km) y el Centro de Investigación y Desarrollo Leopoldo Américo Miguez de Mello –Cenpes  (38 km).

Impacto económico
Según un estudio realizado por la Fundación Getúlio Vargas (FGV) sobre Comperj, el polígono promoverá la instalación de 724 empresas, la mayoría (90%) de las cuales serían micro y pequeñas empresas atraídas por la disponibilidad de materia prima. La expectativa, según FGV, es que, si se concretan todas las estimaciones, Comperj promueva, hasta el 2015, un aumento del 39% del PIB de la zona de influencia directa. El estudio también destaca que incluso los municipios que, en teoría, recibirán menos inversión, darán un salto económico hacia adelante, como en los casos de Tanguá (35% del PIB) y Guapimirim (29%).

En cuanto al entorno socioeconómico, el estudio muestra que la inversión, tanto en maquinaria y equipos como en el proyecto y la construcción de Comperj, impulsará la actividad económica en Brasil en general y en el estado de Rio de Janeiro en particular.

También señala que, en la etapa de construcción, un 40% del monto presupuestado para la compra de máquinas y equipos debe provenir de proveedores externos. Del 60% restante, solo el 12% permanecerá en el estado de Rio de Janeiro.

Integración industrial
Para Petrobras, la implementación de Comperj refuerza el proceso de integración con la producción petroquímica, que se detuvo en la década de 1990.La compañía aspira a una transformación industrial del petróleo aún más completa al permitir la producción — directamente y en un único lugar — de combustibles, resinas plásticas y otros productos de usos variados y gran utilidad.

En el lugar, funcionarán una unidad de refinación primaria para la producción de petroquímicos básicos — que refinará crudo pesado y producirá etileno, benceno, p-xileno y propileno — y un conjunto de unidades de producción secundaria, que transformarán los petroquímicos básicos en estireno, glicol de etileno, polietileno, polipropileno y PTA/PET, por ejemplo.

Además, las industrias terciarias, que deben instalarse en los municipios vecinos al Complejo, serán responsables de la transformación de estos productos en bienes de consumo, por medio de procesos de soplado, inyección y extrusión, que producirán desde vasos y bolsas de plástico hasta componentes para la industria automotriz y de electrodomésticos, tales como los de la línea blanca.

Productos del Polígono Petroquímico

Productos petroquímicos básicos
(Producción primaria)
PRODUCTO CANTIDAD UNIDAD
ETILENO                              1 300 000                                        Toneladas/año
PROPILENO                         880 000                                           Toneladas/año
BENCENO                            608 000                                           Toneladas/año
PARAXILENO                      700 000                                           Toneladas/año
Productos de producción secundaria
PRODUCTO CANTIDAD UNIDAD
POLIETILENO                                 800 000                                Toneladas/año
GLICOL DE ETILENO                    600 000                                Toneladas/año
POLIPROPILENO                           850 000                                Toneladas/año
ESTIRENO                                      500 000                                Toneladas/año

Generación de puestos de trabajo

El proyecto prevé la generación, en ámbito nacional, de más de 200 000 puestos de trabajo directos e indirectos durante los cinco años de construcción y después de la puesta en funcionamiento. Durante la fase de implementación, se prevé un pico de generación de puestos de trabajo para el 2011, cuando Comperj esté en fase de finalización.

En la actualidad, trabajan en las obras del complejo unas 3500 personas, de las cuales, un 29% en la construcción civil y un 71% en la construcción y montaje.

 

Con el objetivo de invertir en la capacitación de aproximadamente 30 000 profesionales en los 11 municipios de la zona de influencia del proyecto (Itaboraí, São Gonçalo, Cachoeiras de Macacu, Casimiro de Abreu, Guapimirim, Niterói, Maricá, Magé, Rio Bonito, Silva Jardim y Tanguá), Petrobras ha fundado el Centro de Integración de Comperj.

La capacidad del centro es de 370 estudiantes en tres turnos y es parte del Programa de Movilización de la Industria Nacional de Petróleo y Gas Natural (Prominp), implementado por el Gobierno Federal y coordinado por Petrobras.

Inicio de las obras

El primer gran contrato para la ejecución de la construcción del proyecto se celebró con el Consorcio Terraplanagem Comperj (CTC), integrado por las empresas Andrade Gutierrez, Odebretch y Queiroz Galvão. Su objeto es la ejecución del movimiento de tierras en toda el área del complejo y las obras comenzaron en abril del 2008.

El costo aproximado es de 820 000 millones de reales y el movimiento de tierras debe ascender a 45 millones de metros cúbicos, volumen equivalente a 12 estadios Maracaná llenos de tierra, que exigirá la movilización de más de 600 máquinas. La duración prevista de la obra era de 440 días naturales, pero hubo demoras causadas por las fuertes lluvias que azotaron la región entre finales del 2009 y principios del 2010. A la fecha, solo se ha completado un 70% del servicio.

El año pasado, el Tribunal de Cuentas de la Nación (TCU) ha planteado sospechas de irregularidades en el pago de las empresas que realizan el movimiento de tierras, debido a que Petrobras hizo las liquidaciones contando como trabajados los días parados por la lluvia. La compañía negó que haya pagado más de lo debido y refutó las sospechas de sobrefacturación de la obra. Se alegó en defensa que el TCU usó, en el seguimiento de las obras, las tablas de referencia usadas en el control de obras viales, lo que habría causado una distorsión.

Como el cuidado del medio ambiente es un compromiso asumido por Petrobras en este proyecto, desde comienzo del trabajo de movimiento de tierra se construyó una Planta de Tratamiento de Agua de Lavado (ETAL, sigla en portugués), que separa el agua, el aceite y la arena. El agua tratada se reutiliza en el lavado de máquinas y camiones. Por otra parte, el complejo tendrá, durante la etapa de construcción y montaje, un sistema de tratamiento que permitirá la reutilización del agua obtenida por el tratamiento de los efluentes.

Otros dos grande contratos EPC se celebraron en marzo de este año para la construcción de la unidad de Destilación Atmosférica al Vacío (DAV, sigla en portugués), con un costo estimado de 1100 millones de reales, y de la Unidad de Hidrocraqueo Catalítico (UHC), presupuestada en 1460 millones de reales. La primera estará a cargo del consorcio constituido por las empresas Skanska, Promon y Engevix y la segunda será de responsabilidad de Alusa. La planta tendrá capacidad para procesar 53 000 barriles diarios de petróleo y su construcción generará unos 2000 puestos de trabajo. La unidad, la primera de su tipo en el Brasil, producirá fracciones ligeras a partir de crudo pesado.

También en marzo se firmó una enmienda al contrato con Cedae y un acuerdo de cooperación entre el Ministerio de las Ciudades, el Ministerio de Minas y Energía, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Caixa Econômica Federal (CEF) y Petrobras. La enmienda al contrato con la compañía estatal de agua, por un importe de 56 millones de reales, tiene por objeto la construcción a cargo de Petrobras de una línea de impulsión, cuya contrapartida es el suministro, por parte de Cedae, de agua tratada a las obras del Complejo Petroquímico. De acuerdo con la enmienda, Petrobras va a construir todas las instalaciones necesarias para el abastecimiento de agua al Comperj. Una vez concluida la obra, el suministro de agua potable estará disponible para la región de Itaboraí.

En abril se celebró el contrato para la ejecución de los servicios de ingeniería de detalle, suministro de equipos y materiales, y construcción y montaje de la Unidad de Coquización Retardada (UCR), que es una de las unidades más importantes en el proceso de producción de petroquímicos a partir de crudo pesado. El consorcio formado por Techint y Andrade Gutierrez se adjudicó la obra y firmó el contrato por un importe final de 1890 millones de reales.

Hay una relación directa entre el tipo de petróleo y el rendimiento en la producción de derivados. Un crudo ligero rinde más productos ligeros, tales como GLP, nafta, gasoil, y menos productos pesados como fueloil y asfalto. La instalación de unidades de conversión, que transforman fracciones pesadas en fracciones más ligeras, puede atenuar esta diferencia. La destilación atmosférica es un proceso en el cual se separa el petróleo crudo en varias fracciones, a presión atmosférica. Por su parte, el proceso de hidrocraqueo catalítico tiene lugar a una elevada presión parcial de hidrógeno.

La UCR del tipo que se construirá en Comperj, es una forma más severa de craqueo térmico, que transforma residuos de vacío en productos más ligeros y, además, produce coque, un combustible derivado del carbón bituminoso. Esta unidad es capaz de producir un material llamado coque verde de petróleo, que puede ser usado en diversas aplicaciones, tales como pastillas de freno de automóviles, zapatas de freno para ferrocarril, alimentación de hornos, refractarios y colorante de vidrio.

En abril de este año Petrobras, a través de su filial Comperj Participações S.A., firmó un contrato con la empresa SMU Energia e Serviços de Utilidades Ltda, por el cual se crea la Compañía de Desenvolvimento de Plantas de Utilidades (CDPU), que tiene por objeto analizar la ejecución del proyecto de la central de servicios de Comperj.

El capital de CDPU estará dividido de la siguiente forma: el 20% en manos de Comperj Participações y el 80% de SMU, una empresa brasileña con la participación de SembCorp Utilities PTE Ltd (Singapur), a través de su subsidiaria de propiedad total SembCorp Utilities (BVI) Pte Ltd. Mitsui & Co. Ltd. (Japón) y Utilitas Participações S.A. (Brasil).

El proyecto de la central de servicios abarca las plantas de generación de energía eléctrica y de vapor, las estaciones de tratamiento de agua y de efluentes y el suministro de hidrógeno al Complejo Petroquímico de Rio de Janeiro.

La última disputa por un importante contrato de Comperj tuvo lugar en agosto, con la participación de los consorcios formados por las empresas Santa Bárbara, Multitek y Mana y su competidor, compuesto por las empresas Delta, TKK y Projectus. El objetivo era la construcción de una Unidad de Hidrotratamiento (HDT) y una Unidad de Recuperación de Azufre (URE) en el complejo. Se adjudicó el contrato el primer grupo, con una oferta por 258,3 millones de reales, contra una propuesta de 271,7 millones de reales de su competidor.

Comperj se pondrá en funcionamiento, posiblemente en el 2013, produciendo 165 000 barriles por día de combustibles derivados del petróleo en la primera refinería; la producción de petroquímicos básicos está prevista para finales del 2015.La segunda refinería, que producirá otros 165 000 barriles diarios, comenzará a funcionar en el 2017. De modo que alcanzará una capacidad diaria total de 330 000 barriles de crudo pesado.

Empresas

Petrobras ha constituido seis sociedades anónimas en Rio de Janeiro, filiales de propiedad total, para la implementación de Comperj: Comperj Participações S.A.: Sociedad de fines específicos que será titular de las acciones de Petrobras en las empresas productoras de Comperj; Comperj Petroquímicos Básicos S.A.: Sociedad productora de petroquímicos básicos; Comperj PET S.A.: Sociedad productora de PTA/PET; Comperj Estirênicos S.A.: Sociedad productora de estireno; Comperj MEG S.A.: Sociedad productora de glicol de etileno y óxido de etileno; y Comperj Poliolefinas S.A.: Sociedad productora de poliolefinas (PP y PE).

Al principio, mientras se implementa el modelo de integración y relaciones entre las empresas de Comperj, Petrobras tendrá el 100% del capital con derecho a voto de estas sociedades. Una vez establecido el modelo, Petrobras comenzará la preparación del proyecto para la entrada de socios potenciales.

Los estudios de la Fundación Getúlio Vargas indican que, además de las empresas directamente involucradas en la construcción del proyecto, podrán asentarse en la región, hasta el 2015, aproximadamente 720 empresas de la industria de transformación, para producir plásticos a partir de los productos de Comperj. Lo que producirá, según la visión de Petrobras, un efecto dominó que beneficiará en forma intensa y directa a los municipios vecinos, indirectamente a todo el estado y a la economía nacional en su conjunto.

Por otra parte, con el fin de promover la incorporación competitiva y sostenible de las micro y pequeñas empresas en la cadena productiva del petróleo, gas natural, petroquímica y energía en los once municipios de influencia de Comperj, Petrobras firmó, en julio del 2009, un convenio con el Servicio de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) del estado de Río de Janeiro.

Conservación medioambiental

Teniendo en cuenta que la planta fabril ocupará solo una parte del terreno y que la zona se encuentra en franca degradación, según el Informe de Impacto Ambiental (RIMA) del Complejo, se ha desarrollado el proyecto Corredor Ecológico. El objetivo es restaurar la flora autóctona y conectar los manglares al bosque atlántico en la zona de implementación del proyecto. Para ello, Petrobras prevé la plantación de cuatro millones de árboles, así como la creación de un vivero forestal en la hacienda Viveiros, ubicada en Itaboraí, con una capacidad de producción anual de 300 000 plantines de especies del bosque atlántico.

Hasta ahora, alrededor de 4300 animales, tales como serpientes, armadillos, monos, halcones y carpinchos, fueron rescatados en la zona de Comperj, desde que se iniciaron las obras. La gran mayoría se devuelve a su hábitat natural en zonas aledañas. Otros, antes de ser liberados, son examinados por biólogos y veterinarios de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Federal Rural de Río de Janeiro (UFRRJ), que son los responsables de la ejecución del programa para la conservación de la fauna silvestre en la región, patrocinado por Petrobras, y el análisis del impacto medioambiental del proyecto. Estos profesionales detectaron, por ejemplo, el aumento de la población de roedores, como cuis, como consecuencia de la disminución de la caza en la región.

En este proyecto, Petrobras cuenta con tres aliados: Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) que, a través de la Fundación Johanna Döbereiner, trazó el diseño conceptual del corredor; la Organización de la Sociedad Civil de Interés Público (OSCIP) Innatus, que ha capacitado a cerca de 400 personas de la comunicad local en prácticas de silvicultura, y la Universidad Federal Rural de Rio de Janeiro (UFRRJ), responsable de la elaboración de programas para la recuperación de las áreas degradadas.

Plan de construcción con respeto al medio ambiente

De acuerdo con las directrices del Informe de Impacto Ambiental (RIMA, sigla en portugués), las instalaciones de apoyo a la construcción deben ubicarse lo más lejos posible del recorrido del agua de lluvia sobre el terreno. Para mitigar los efectos de la limpieza del terreno y el movimiento de tierras, el informe recomienda que la excavación y el movimiento de tierra se lleven a cabo con el mínimo tiempo de exposición del suelo y el subsuelo. Además, se deben construir de forma a conservar el material de escorrentía (minerales orgánicos) cuando llueve. Los lugares modificados, especialmente las pendientes, deben ser recuperados y cubiertos con vegetación, usando técnicas que promuevan el rápido desarrollo de la vegetación herbácea y arbustiva.

Para el movimiento de tierras y la instalación de la infraestructura, se debe observar lo siguiente: el corte de la vegetación autóctona, incluso para la apertura o reapertura de caminos, se autorizará después de un estudio detallado de la vegetación; ningún río será usado por el personal de obra; no se mantendrá ninguna instalación auxiliar para alojamiento o apoyo a la obra, los contratistas serán responsables de la recolección y retirada de los residuos de la obra; todo material excavado se mantendrá cubierto hasta ser nuevamente enterrado, a fin de evitar el represamiento de los ríos.

Después de los trabajos de movimiento de tierras e infraestructura, se inicia el proceso de recuperación de la zona, incluida la replantación de la vegetación secundaria retirada; el material sobrante se utilizará para la fabricación de suelo cemento para las obras de drenaje. Si aún hubiera exceso de material se destinará a vertederos autorizados por la autoridad ambiental. Se harán análisis periódicos de la calidad del agua de los ríos, para identificar y corregir posibles fallas de procedimiento.

Educación medioambiental

Con el objetivo de sensibilizar a los trabajadores acerca de los beneficios de la protección de la vegetación y los animales de la zona de Comperj, Petrobras ha creado un programa de educación medioambiental. Las actividades del proyecto estarán a cargo de los contratistas, bajo la supervisión de la empresa.

La iniciativa comprende la realización de actividades de capacitación y charlas, sobre cuatro temas: Normas de Conducta, Seguridad, Medio Ambiente e Higiene.

Gestión de Riesgos

Entre los programas que se llevarán a cabo en el complejo se encuentran también el de gestión de riesgos y el de control y seguimiento de ruidos. El primero, de responsabilidad de los contratistas, prevé la ejecución y el mantenimiento de medidas preventivas y de control, con arreglo a la legislación sobre medio ambiente y las normas de Petrobras. Los accidentes más probables son el derrame de combustible y lubricantes, las colisiones de vehículos y máquinas, y el arrollamiento de personas.

El segundo tiene por objeto mitigar los efectos del ruido generado por las actividades de construcción, a través de medidas como el uso de protección auditiva por parte los trabajadores y de equipos motorizados con silenciadores en el escape.

Contratos de Comperj sacuden el mercado

Con las más grandes inversiones de la historia del país anunciadas para el sector de petróleo y gas, Comperj representa una gran oportunidad de crecimiento para varias empresas brasileñas. Una de ellas es EPC  Engenharia Projeto Consultoria S/A  que firmó dos contratos para el desarrollo de proyectos en el Complejo Petroquímico de Rio de Janeiro (Comperj). La empresa desarrollará, para Alusa Engenharia, la ingeniería de detalle de la unidad de hidrocraqueo catalítico (HCC) de Comperj, y el proyecto llave en mano de distribución de electricidad, para Gel Engenharia, que es la empresa responsable del abastecimiento de agua y la distribución de energía eléctrica en el complejo.

EPC está a cargo del proyecto de ingeniería multidisciplinaria de detalle, gestión de los servicios de ingeniería, asistencia técnica a la obra y al montaje, y la puesta en marcha de la Unidad de HCC, que será la primera unidad del país en realizar el proceso químico de craqueo del crudo con hidrógeno a alta presión. Este procedimiento garantiza productos finales más finos y más diversificados que los obtenidos por medio del craqueo a altas temperaturas, que es el sistema actualmente en uso en el Brasil.

De acuerdo con Dhenisvan Costa, vicepresidente de ventas y marketing de EPC, dado que es una planta única en el país, será un gran reto para EPC, Alusa y Petrobras. «El trabajo en equipo será esencial para el buen desempeño del proyecto», explicó.

Petrobras también firmó un contrato con la empresa SMU Energia e Serviços de Utilidades Ltda, por el cual se crea una nueva sociedad destinada a analizar la factibilidad de la ejecución del proyecto de la central de servicios de Comperj. SMU está compuesta por la Mitsui del Japón, SembCorp de Singapur y Utilitas del Brasil.

Firmado por intermedio de la filial de propiedad total Comperj Participações, el proyecto prevé la creación de la Compañía de Desenvolvimento de Plantas de Utilidades (CDPU, que se encargará de la ejecución del proyecto de la central de servicios.

Según Petrobras, el 20% de CDPU será de Comperj Participações y el 80% de SMU, una compañía brasileña en la que tiene intereses SembCorp Utilities PTE (Singapur).

El proyecto de la central de servicios abarca las plantas de generación de energía eléctrica y de vapor, las estaciones de tratamiento de agua y de efluentes y el suministro de hidrógeno al Complejo Petroquímico de Rio de Janeiro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Av. Francisco Matarazzo, 404 Cj. 701/703 Água Branca - CEP 05001-000 São Paulo/SP

Telefone (11) 3662-4159

© Sobratema. A reprodução do conteúdo total ou parcial é autorizada, desde que citada a fonte. Política de privacidade